Escuchar música en la ducha, ese gran placer

Hoy, os traemos un artículo diferente. Os venimos a hablar de uno de esos pequeños placeres que pueden marcar la diferencia cualquier día de tu vida. Escuchar música en la ducha. ¿Cómo puedes escuchar música en la ducha? ¿Cuánto te puede costar? ¿Qué opciones tenemos?

Te tengo que confesar que soy un amante de escuchar música en la ducha. En casa de mis padres tenemos una cabina que lleva una radio incorporada y siempre, desde hace muchos años, he escuchado música mientras me duchaba.

Ahora me he mudado y había perdido ese maravilloso gusto. Ni me acordaba de él hasta que por casualidad me compré un altavoz bluetooth para la ducha. ¡Y de eso vengo a hablaros!

¿Cómo puedo escuchar música en la ducha?

Pues la primera, y más sencilla opción, es tener alguna radio o utilizar tu teléfono móvil. Obviamente, lo tendrás que dejar fuera de la ducha, pero si los altavoces no son muy malos podrás tener una experiencia acústica aceptable. ¡Wow menudo descubrimiento crack! (pensarás Pero ya te he dicho que es la opción más cutre sencilla).

Los altavoces bluetooth para la ducha

Ésta es la opción buena. Yo la he descubierto hace muy poco y ha sido como volver a nacer auditivamente hablando.

Estos aparatos son básicamente un altavoz con bluetooth y una batería. Suelen venir con una especie de ventosa incorporada para pegarlo a la pared de la ducha.

Su configuración es bastante sencilla. Si tienes un teléfono con bluetooth sólo tendrás que enlazar el nuevo dispotivio de audio y ya está.

El precio es tremendamente bueno. Hay muchas opciones, como en todo, pero puedes encontrarlos en el rango de 10€-30€.

Advertencia a ratillas como yo: ¡evitad a toda costa el más barato! El primero que me compré fue uno en una web china por 6€. Tardó muchísimo en llegar, y después de la primera carga se rompió. Al parecer, no podías tenerlo cargarlo y pulsar el play y al hacerlo soltó un chispazo y nunca más funcionó.

El que yo tengo ahora es el TaoTronics TT-SK03. Lo compré en Amazon buscando por altavoces de ducha y estaba de oferta. Estoy muy contento con él porque la batería le aguanta más y además: ¡todavía funciona!

 

¿Qué se puede hacer?

Pues a ver, obviamente puedes escuchar música, pero también suelen tener unos cuantos botones y un micro. Los botones te permiten cambiar la canción que se está reproduciendo y subir o bajar la voz. También te dejan descolgar y hablar si mientras estás en la ducha te llaman. Yo lo he probado y aunque me entendían era bastante incómodo. Igual es cuestión de acostumbrarse.

Las características más importantes a tener en cuenta son la batería y el alcance del bluetooth. En ambos aspectos el TaoTronics que os he recomendado funciona bien. Yo lo cargo una vez por semana y me ducho todos los días durante 5-10 minutos. Y el alcance pues me da para ducharme y incluso vestirme y moverme con el teléfono por la habitación sin que se corte.

¿Y la música de dónde la saco?

Aquí os he venido a contar lo a gusto y motivado que me ducho desde que tengo el dichoso altavoz de ducha. De dónde saques la música es otra historia. Como ya sabréis hay algunas aplicaciones para meter tu música o para descargarla. También puedes tirar de listas de reproducción de Youtube o incluso de servicios como GoEar o Grooveshark.

Yo personalmente utilizo Google Play Music (la alternativa a Spotify de Google) y es bastante cómodo. Si os interesa más el tema de escuchar música en vuestro teléfono hacédmelo en los comentarios más abajo y escribiremos un artículo sobre el tema.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*